Saturday, March 17, 2012

Surreal la campaña de Romney en la Isla


 17 de marzo de 2012
La prensa estadounidense se muestra sorprendida
 Por Jonathan Lebrón Ayala / jonathan.lebron@elnuevodia.com
La prensa estadounidense, que se encuentra en Puerto Rico cubriendo los eventos del precandidato presidencial Mitt Romney, se mostró sorprendida con el cierre de la campaña novoprogresista, celebrado frente el Capitolio.
“En Puerto Rico viven cuatro millones de personas, y al parecer  todas van hablar en esta actividad política”, relató el periodista Garret Hawke de la cadena NBC al paso que añadía en su Twitter que “ésta ha sido una de las experiencias más surreales en una campaña”.
Hawke recurrió a la ironía para describir la escena que se dio en la Casa de las Leyes. Fue una fiesta típica de una campaña boricua: música, fuegos artificiales y mensajes largos. Todos en español.  Estos discursos eran sorpresivos para los periodistas que están acostumbrados a eventos más sobrios y menos extensos.
Fueron cuatro largas horas para la prensa estadounidense y así lo expresaron en sus ‘tweets’. Uno que no podía creer lo que pasaba fue el periodista Steve Peoples de Prensa Asociada. “¿Por qué siguen gritando? ¿Esto es una actividad política o una pesadilla con música de salsa como fondo? Ya quiero ver a Romney en la tarima”, escribió Peoples en la red social. 
Otra que parecía estar perdida entre tanto ruido fue la corresponsal de ABC Emily Friedman. “Confieso que esta noche que debí haber aprendido español”, decía la reportera. El único líder local que dijo unas palabras en inglés fue el gobernador Luis Fortuño.
Al subir el precandidato presidencial, parecía estar sorprendido. Fue recibido con música alta, entre aplausos por los presentes. Sin embargo, parecía perdido,  en momentos hacía una señal como indicando que se debía poner una música específica en ese momento.
“Mitt se ve un poco incómodo en la tarima. No es una actividad a la que él está acostumbrado. Simplemente no hay palabras para describirlo”, sentenciaba Peoples al paso que Romney daba su mensaje de seis minutos, en el que indicó que Puerto Rico es un pueblo conservador y que adora las posturas republicanas de gobierno pequeño y control en el gasto gubernamental.
El corresponsal de la cadena CNN, Jim Acosta, relataba que durante los seis minutos que duró el mensaje de Romney el público parecía no prestarle atención.
“Muchas personas del público hablando entre sí  mientras Romney hablaba”, escribió Acosta, al paso que cuestionaba la reacción del público, que no hacía caso a las peticiones de aplausos del liderato de la Palma.
Aún así, la actividad, que fue ideada por el liderato del Partido Republicano en Puerto Rico, se convirtió en una fiesta de pueblo. En momentos durante su mensaje, se escuchaban en inglés los gritos de ‘statehood now, statehood now’(estadidad ahora).
El asunto del idioma se ha convertido en un punto de polémica en esta campaña primarista, luego de que el contrincante del exgobernador Romney, Rick Santorum, dijera esta semana que si los puertorriqueños querían ser estado su idioma principal tenía que ser inglés.
El próximo domingo Santorum, Romney, Newt Gingrich, Ron Paul y  Fred Karger  lucharán en una primaria en busca de obtener los 23 delegados puertorriqueños que están en juego.