Thursday, August 1, 2013

Torpedean desde adentro

EL VOCERO
1 de agosto de 2013 - 
POR:  
Congresistas de origen boricua no reconocen legitimidad de resultados del pasado plebiscito

A pesar que son de origen puertorriqueño, los congresistas Nydia Velázquez y Luis Gutiérrez no quieren la igualdad para Puerto Rico, a juicio del sector estadista, porque le han pedido a sus colegas en la Cámara de Representantes federal votar en contra del proyecto que busca que la Isla sea admitida como estado de Estados Unidos, precisamente cuando hoy el Senado federal discutirá el estatus político.

Los demócratas Velázquez y Gutiérrez –que se han dado a conocer en el Congreso al promover que los inmigrantes reciban todos los derechos que le cobijan a los ciudadanos estadounidenses– enviaron una carta ayer a sus compañeros congresistas en la que solicitan el rechazo al proyecto HR 2000, que busca la admisión de Puerto Rico, porque entienden que el resultado del plebiscito del 6 de noviembre “fue sesgado hacia el resultado que el partido estadista quería y que los resultados han sido mal interpretados”.

Bajo el actual estado político los ciudadanos americanos en Puerto Rico no tienen los mismos derechos, como votar por el Presidente ni tener representación plena en el Senado y la Cámara. Igualmente Puerto Rico puede ser –y es– discriminado en los beneficios de los programas sociales.

“Dado al carácter intencionalmente erróneo del referéndum del año pasado, un verdadero proceso de autodeterminación debería tomar lugar, en el cual se presenten todas las opciones disponibles para los votantes en Puerto Rico. Por lo tanto, instamos a nuestros colegas a unirse a nosotros en la oposición al voto estadista que el HR 2000 impondría y en su lugar apoyar un verdadero proceso de autodeterminación, tal como una Asamblea Constitucional o la solicitud del presupuesto del año fiscal 2014 del Presidente, que se asegura de que todos los votantes se incluyan en el proceso”, reza la misiva suscrita por Velázquez y Gutiérrez.

A eso, el presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Pierluisi, lamentó que “los congresistas no respeten la votación del Pueblo e impidan que los ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico alcancen la igualdad con las mismas condiciones en las que viven los ciudadanos americanos residentes en las demás jurisdicciones de la Nación”.

“Como era de esperar, Nydia Velázquez y Luis Gutiérrez, circularon una comunicación en el Congreso oponiéndose al HR2000 pues busca la admisión de Puerto Rico como un estado de la Unión americana. A pesar de que ambos gozan de la igualdad de derechos y calidad de vida que tienen los ciudadanos americanos que residen en los estados, siempre hacen causa común con sus amigos en el Partido Popular Democrático para obstaculizar el camino hacia la estadidad. Vergüenza les debería dar”, agregó el también Comisionado Residente en declaraciones escritas a EL VOCERO.

Ausente la Casa Blanca
Desde las 9:30 a.m. de hoy, el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado federal escuchará las interpretaciones que las facciones políticas en la Isla le dieron a la más reciente consulta de estatus.

Pierluisi defenderá el 61% de votos que obtuvo la estadidad en el pasado plebiscito, mientras el gobernador Alejandro García Padilla insistirá en que la estadidad redujo su porcentaje de apoyo a 45%, si se cuentan los votos en blanco en la segunda pregunta de la consulta.

Por su parte, el presidente del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Rubén Berríos, utilizará el foro para exigirle acción a Estados Unidos sobre la descolonización de Puerto Rico. “Es una oportunidad de confrontar a miembros que tienen jurisdicción en el Congreso con la complicidad y la inacción que ha tenido Estados Unidos por tantos años sobre la condición colonial de Puerto Rico”, adelantó Manuel Rodríguez Orellana, secretario de relaciones con Norteamérica del PIP.

Sin embargo, la audiencia no contará con un representante de la Casa Blanca tal y como se había anunciado al principio. Para el Secretario General del PNP, José (Pichy) Torres, la ausencia de un representante del presidente Barack Obama no tiene trascendencia porque “la Casa Blanca ya se expresó al asignar $2.5 millones” del presupuesto del Departamento de Justicia federal para asistir con el costo de orientación y un plebiscito.

Sobre la contradicción de que por un lado, el Comisionado Residente defienda los resultados a favor de la estadidad y por otro acepte la propuesta del presidente Obama para celebrar una nueva consulta, Torres Zamora dijo que el proyecto de admisión es “totalmente compatible” con el plan de la Casa Blanca.

No obstante, García Padilla, presidente del PPD, insiste en que la consulta que se celebre subvencionada con los fondos federales debe incluir todas las opciones de estatus incluyendo el Estado Libre Asociado (ELA), una opción que los sectores que buscan salir del estado colonial han rechazado históricamente porque ese estatus “es el problema”.