Saturday, October 27, 2012

CANTOS DE SIRENA

EL ELA SOBERANO
por Carlos Colon de Armas
El próximo 6 de noviembre, junto a las tres que tradicionalmente se utilizan en las elecciones generales, los votantes en Puerto Rico recibirán una papeleta adicional relacionada con el estatus político de la Isla. Esa cuarta papeleta tiene como propósito auscultar el sentir del electorado con relación a si desea mantener el actual estatus político de la Isla o si prefiere cambiarlo.

La consulta plebiscitaria se llevará a cabo mediante dos preguntas que aparecerán en una misma papeleta. En la primera pregunta, se le solicitará al elector que conteste si está de acuerdo con mantener la condición política territorial actual de Puerto Rico. En la segunda pregunta, se le pedirá a los votantes que escojan, en caso de que la mayoría opte por cambiar el estatus político, hacia cuál de las siguientes opciones “no territoriales” debe encaminarse la Isla: estadidad, independencia o “Estado Libre Asociado Soberano”.

De esas tres opciones, la estadidad y la independencia son claras y están ampliamente definidas. Lo mismo no puede decirse, sin embargo, sobre el “Estado Libre Asociado Soberano”. Por lo tanto, nos parece propio examinar esa alternativa con mayor detenimiento.

De acuerdo a la propia papeleta, el “Estado Libre Asociado Soberano” se define como sigue:

“Prefiero que Puerto Rico adopte un estatus fuera de la Cláusula Territorial de la Constitución de Estados Unidos, que reconozca la soberanía del Pueblo de Puerto Rico. El Estado Libre Asociado Soberano se basaría en una asociación política libre y voluntaria, cuyos términos específicos se acordarían entre Estados Unidos y Puerto Rico como naciones soberanas. Dicho acuerdo dispondría el alcance de los poderes jurisdiccionales que el pueblo de Puerto Rico autorice dejar en manos de Estados Unidos y retendría los restantes poderes o autoridades jurisdiccionales.”

De esa definición, es importante resaltar tres aspectos principales.

Cláusula Territorial: De acuerdo a la Constitución de Estados Unidos, hay dos formas de estar “fuera de la Cláusula Territorial”: (1) siendo un estado, o (2) siendo un país independiente con el cual podría negociarse un tratado. Por lo tanto, la única fórmula que le permite a Puerto Rico estar fuera de la Cláusula Territorial y seguir siendo parte de los Estados Unidos es la estadidad.

Unión permanente: Según se estipula en su definición, el “Estado Libre Asociado Soberano se basaría en una asociación política libre y voluntaria, cuyos términos específicos se acordarían entre Estados Unidos y Puerto Rico”. Presumiblemente, uno de los términos a negociar es el tiempo que durará la asociación. Cumplido ese término, sería lógico concluir que la asociación terminará. Por otro lado, el hecho de que la asociación es “libre y voluntaria” significa que cualquiera de las dos partes se puede salir de la misma cuando le parezca conveniente. Lo anterior significa que bajo el “Estado Libre Asociado Soberano” no habría unión permanente entre Puerto Rico y los Estados Unidos, pues la asociación duraría solamente lo que dure el acuerdo. Esto aparte del hecho de que podría terminar antes de lo estipulado si cualquiera de las partes así lo desea. Por lo tanto, la única fórmula que le permite a Puerto Rico mantener una unión permanente con los Estados Unidos es la estadidad.

Independencia: El acuerdo al que se hace referencia bajo la fórmula de “Estado Libre Asociado Soberano” sería negociado entre Estados Unidos y Puerto Rico “como naciones soberanas”. Esa frase no deja lugar a dudas. Bajo esta fórmula de estatus, Puerto Rico se convertiría en una nación independiente. Por lo tanto, la única fórmula que le permite a Puerto Rico dejar de ser una colonia sin convertirse en un país independiente es la estadidad.

El término “Estado Libre Asociado” no es el nombre del estatus político de Puerto Rico. El “Estado Libre Asociado” es simplemente el nombre que nuestra Constitución le puso al cuerpo político que anteriormente se conocía con el nombre de “Pueblo de Puerto Rico”.

No obstante lo anterior, muchas personas creen que el término “Estado Libre Asociado” es el nombre que describe a nuestra relación política con los Estados Unidos. Esas personas deben de estar conscientes de que cuando se le añade el término de “Soberano” al “Estado Libre Asociado” se cambia significativamente el concepto en el que esas personas han estado acostumbradas a pensar. Si Puerto Rico escogiera el “Estado Libre Asociado Soberano” estaría votando por un estatus que no provee para una unión permanente entre Puerto Rico y los Estados Unidos y que convertiría a la Isla en un país independiente. Quienes quieran eso, pueden votar por el “ELA Soberano”. Los que desean que Puerto Rico deje de ser una colonia, pero que permanezca unido a los Estados Unidos, solamente tienen una opción por la que pueden votar: la estadidad.