Monday, June 20, 2011

Bye Bye Soberanistas ! El PPD no los quiere. Vea carta enviada por Garcia Padilla a Fortuno.





18 de junio de 2011


Hon. Luis Fortuño Burset
Gobernador
Estado Libre Asociado de Puerto Rico
La Fortaleza, San Juan

Estimado Gobernador:

En su visita de la pasada semana a Puerto Rico el Presidente Barack Obama dejó meridianamente clara  su posición sobre la naturaleza del proceso de consulta de status que se debe llevarse a cabo en Puerto Rico para que tenga legitimidad y efectividad en Washington.  En su mensaje, al llegar a la Isla, el Presidente expresó directamente: “We’ve addressed the question of political status.  In March, a Report by the Task Force on Puerto Rican Status provided a meaningful way forward on this question, so that the residents of the Island can determine their own political future; and when the people of Puerto Rico make a clear decision, my administration will stand by you.”

Ante el compromiso del Presidente de que apoyará el resultado claro que emane de un proceso justo, le invito a reconsiderar su anunciado pacto con el PIP el cual representa un gran retroceso.  Es injustificable que ante la preferencia de Casa Blanca por un proceso particular de 2 consultas, usted decida volver al esquema del HR 2499 el cual fue rechazado por el PPD, criticado por el Task Force (Véase página 27 del Task Force Report) y enmendado por el Congreso durante el proceso del 2010.

El Presidente le ha hablado con sinceridad a la gente de Puerto Rico y se ha comprometido a apoyar un proceso que sea justo y transparente para todas las partes.  El propio Presidente ha dicho que su Task Force estableció el camino idóneo para echar esto adelante y llegar a un resultado claro.  La alianza PIP-PNP no establece un proceso justo, ni habrá de producir un resultado claro.  Por el contrario, dicha alianza busca llenar un expediente público y aparentar trato justo, pero realmente se ha estructurado para manipular el resultado con fines partidistas y discriminar contra los cientos de miles de puertorriqueños que favorecen el Estado Libre Asociado. 

Quisiera pensar que estamos a tiempo para responder a la oferta del Presidente con seriedad y sin procesos cargados para perjudicar una de las opciones.  Quisiera pensar que aun hay espacio para que usted recapacite y comprenda el momento histórico que estamos viviendo, con un Presidente que le ha cumplido a Puerto Rico.  No desperdicie esta oportunidad histórica.  

Lo invito que acojamos el mecanismo de dos plebiscitos que prefiere la Casa Blanca y que avala el Presidente.  Las ventajas de dicho proceso están explicadas en la en las páginas 27 y 28 del Informe de Casa Blanca publicado en marzo de este año.

Gobernador, Puerto Rico no se merece otro proceso ilegítimo y viciado.  Vamos adelante con el proyecto de dos plebiscitos que recomienda el Task Force de Casa Blanca.   Así es como vamos a lograr una respuesta en Casa Blanca y en el Congreso.  Le aseguro sin reservas que cualquiera que sea el resultado de la consulta yo como gobernador lo respetaré.   Ahora bien, exijo el mismo respeto a la voluntad del pueblo de escoger el Estado Libre Asociado y a que se respete la opción que defiende  el Partido Popular a nombre de cientos de miles de compatriotas.

Si usted opta por seguir el derrotero del engañoso e injusto proceso del anunciado pacto con el PIP, créame que nos opondremos con tanta fuerza aquí como en Washington.  De ser así, lo único que va a lograr es desperdiciar el dinero del pueblo en otro proceso engañoso que, todo el mundo en Puerto Rico y en Washington ya sabe, no representa la voluntad democrática del pueblo.  

En este paso adicional hacia un consenso, aprovecho para aclarar unos puntos que nos permitan caminar hacia adelante.  Primero, el PPD apoyará el proceso de dos plebiscitos que favorece Casa Blanca aun cuando el voto se limite a los residentes de Puerto Rico.  He dejado claro que aunque preferimos que también voten nuestros hermanos de Florida, Nueva York, Illinois, California y de otros estados, no debe ser esto una excusa para no actuar y mucho menos una ficha de tranque.  

Segundo, en cuanto a las definiciones, debe quedar claro que el Estado Libre Asociado es una opción legítima de futuro para Puerto Rico según lo reconoce el Informe.   Le corresponde a cada partido elaborar la definición de la opción que defiende.  El PPD espera que el PNP defina las condiciones de la estadidad que le planteará al Congreso y que el PIP defina la transición a la independencia que propone.  El PPD está dispuesto a trabajar una definición que contemple las decisiones del Tribunal Supremo Federal.  Además, y así lo hemos dejado claro, estamos dispuestos a que cada formula se someta al consejo y el insumo del Task Force del  Presidente.    

Lo  que  no  va  a  permitir  el  PPD  es  que  el  PNP  y  el  PIP se confabulen para definir el ELA como les venga en gana.  Eso no es justo, ni es serio.  Ni yo escojo como definir la Estadidad manipulando documentos o programas anteriores de su Partido, ni usted trate definir el ELA usando métodos similares.    

El Partido Popular rechaza tajantemente la opción de libre asociación como alternativa de status.  Asimismo rechaza cualquier modalidad de status que se aparte de los principios de  unión con los Estados Unidos y del pacto fundacional del ELA cuyo pilar de común ciudadanía y el disfrute de nuestra autonomía dentro del sistema federal es incuestionable.

La voluntad de movimiento se demuestra en la acción.  Así lo he demostrado los pasados meses.  No solo presenté legislación acogiendo en su totalidad la propuesta favorecida por el Presidente, a días de que se hiciera público el Informe, sino que posteriormente el PPD participó activamente en su Comité de Diálogo y a través de nuestro representante le expresamos nuestra disposición incluso de acoger la doble ronda que su partido favorecía.  Sin embargo, usted decidió echarse para atrás y aliarse con el PIP para regresar al torcido modelo del HR 2499.  El expediente público es claro.  La buena fe se demuestra con actos, no con promesas.   Espero, su respuesta.
 

Cordialmente,
 

Alejandro García Padilla