Monday, November 11, 2013

ABC - Espana Habla Sobre Crisis Economica de Puerto Rico

J. T. / MADRID
Día 11/11/2013 - 17.25h
Moody’s ha avisado de la posibilidad de quiebra de este estado, asociado con EE.UU., y al que algunos denominan ya por su enorme deuda como «la Grecia de América»Gran parte de la historia de esta crisis es la de una unión monetaria sin coordinación fiscal, en el que los intereses bajos de deuda para algunos estados terminaron estallando en burbujas que las economías aún digieren. No sólo ha ocurrido en Europa, sino también al otro lado del océano. «Puerto Rico es la Grecia de América», tituló la periodista de Reuters, Cate Long, un artículo sobre la isla hace un año. La experiencia de Atenas puede repetirse. El territorio caribeño, que comparte moneda con EE.UU., está cercano a la quiebra, según Moody’s.

Así, en un informe publicado hace una semana, la agencia de calificación cifraba las probabilidades de impago de Puerto Rico en un 15%, un tercio más que hace un mes. «Los indicadores del país exceden los de cualquier otro estado norteamericano y economía que no sea Argentina», sentencia.

El territorio tiene una según datos de 2010 deuda pública de entorno al 70% de su PIB, unos 63.884 millones de dólares, . Y desde 2007 hasta 2012 acumuló caídas de su Producto Nacional Bruto (es decir, la actividad producida por los ciudadanos del país) del 1,2% en 2007, 2,9% al año siguiente, un 3,8% en 2009, otro 3,6% en 2010, 1,6% en 2011 hasta conseguir crecer un 0,1% el pasado año.

Dos problemas en el horizonte: su status dentro de Estados Unidos y el reducido tamaño de la economía frente a su enorme deuda. La cabida de la región caribeña en EE.UU. se definió en 1917, cuando se instituyó como Estado Libre Asociado: pertenece a EE.UU. pero no forma parte del país. Los puertorriqueños tienen automáticamente la ciudadanía norteamericana, pero no es un estado más de EE.UU. si bien el dólar es su moneda y, por tanto, no tiene control sobre su política monetaria.

Sin embargo, su deuda pública supera la de cualquier estado norteamericano. A pesar de ello, el interés que afronta por su deuda es ligeramente más alto al de cualquier estado de los EE.UU. con el atractivo añadido de que los inversores en títulos puertorriqueños no pagan impuestos por ellos, a diferencia de los bonos de otro estado norteamericano.

«Si Puerto Rico tiene una deuda sobre el PNB del 85%, el dato del peor estado de EE.UU. está cerca del 9%. Así ves que, simplemente, Puerto Rico no tiene dinero para pagar sus facturas», escribe en un comentario para inversores, el responsable de deuda municipal de BlackRock en EE.UU., Peter Hayes.

Los indicadores económicos muestran las diferencias con el resto de EE.UU.: su tasa de desempleo supera el 14%, frente a la media norteamericana del 7,3%. El PIB per cápita del enclave caribeño en 2010 era de 16.300 dólares, frente a los 29.345 dólares de Misisipi, el estado con un dato más bajo.

La pregunta es qué ocurriría ante una suspensión de pagos del territorio y cuál sería el papel del Gobierno Federal. Al no ser un municipio,Washington no puede rescatar al estado como hizo hace unas semanas con Detroit ya que Puerto Rico es un estado no incorporado a EE.UU.. Y tampoco es un país soberano, por lo que se cierra la posibilidad de solicitar ayuda financiera a algún organismo internacional. Una situación inédita que culmina los parecidos con Atenas.

Como destaca Hayes, el Gobierno puertorriqueño ha subido impuestos, ha reformado su sistema de pensiones y ha creado nuevas figuras tributarias para tratar de corregir la situación. Eso sí, reseña, «quizá sea demasiado poco y demasiado tarde, dado el agujero fiscal del país».
MAS: NO TAN PUERTO RICO