Thursday, August 11, 2011

Pillos asesinan a padre de familia a pasos de su esposa e hijos

QUE HORROR ! Si este padre de familia hubiese podido tener un arma de fuego, hoy la historia seria diferente. En Puerto Rico, a las personas decentes se les coarta el derecho constitucional de poseer armas,  pero a los delincuentes eso no les aplica, porque estos no respetan las leyes. Puedes poner todas la limitaciones que quieras, que solo las personas decentes las respetaran. A los "matones" esto no les aplica, ni les importan las leyes. 
Piense esto bien antes de estar en contra de las armas. Estas respaldando quitarle derechos consitucionales al pueblo y dejando por la libre a los asesinos. Ha llegado el momento que en Puerto Rico la salvación es individual y la gente tiene que armarse, ya que las autoridades nos están dejando asesinar.
MJ
________________________________________________

jueves, 11 de agosto de 2011
Actualizado hace 1 horas 
Ivelisse Rivera Quiñones / Primera Hora

Un padre de familia fue vilmente asesinado anoche a pasos de su esposa y dos hijos por asaltantes que penetraron  su hogar en la urbanización Borinquen Valley en Caguas.


El sargento David Correa, de la División de Homicidios de Caguas, explicó a Primera Hora que anoche a eso de las 9:30 p.m. dos individuos, que habían hecho un carjacking previo en Guaynabo, llegaron hasta la urbanización y penetraron la residencia de Norberto Santiago Vélez, de 43 años.
“Este muchacho (Santiago Vélez) llegó a la residencia después de un día de trabajo. La esposa ya estaba allí con sus  dos hijos de  15 y 7 años. Al rato llegan dos personas uno se dirige al cuarto donde está la señora y  otro donde estaba él”, relató el sargento Correa.

“Cogen a la señora y a los nenes y los pasan al mismo cuarto donde él estaba. Una vez allí le solicitan que les entregue el dinero, él dice les dice 'yo no tengo dinero, no tengo dinero'. Ahí se apropian de una cartera de mujer con una cantidad de dinero no determinado hasta el momento”, agregó el oficial.
Tras esos minutos de angustia llegó lo peor.
“Uno de los individuos le dice 'sácala de aquí'. La señora les  solicita que la dejen estar con sus hijos. Los llevaron a otro cuarto y ahí ella escucha la detonación”, manifestó Correa.
Tras hacerle el mortal disparo los asesinos se montaron en la guagua Dodge Nitro de Santiago Vélez.
Según el sargento Correa, los pillos habían salido de “cacería” y al encontrase con la puerta de entrada de la residencia de Santiago Vélez abierta “vieron la oportunidad y se aprovecharon”.
La viuda aseguró en la entrevista que se le hizo anoche que no conocía a los asaltantes, los cuales no utilizaron máscaras ni ningún otro aditamento para tratar de ocultar su identidad.

“Ayer se hizo la entrevista preliminar hasta donde pudimos. Ella estaba completamente destruida”, dijo Correa sobre la esposa de Santiago Vélez.
En la escena dejaron el auto que se había robado horas antes en Guaynabo un Toyota Celica, color rojo.
La guagua de Santiago Vélez apareció poco después de la medianoche en la avenida Martínez Nadal a la altura del sector Piedra Blanca de Guaynabo. Estaba totalmente quemada.
Inicialmente, se había informado que Santiago Vélez era director de un casino de un hotel de la capital pero el sargento Correa indicó que trabajaba en el hotel Ambassador como gerente de ventas.