Sunday, December 16, 2012

VICTORIA SOTO, a Puerto Rican Hero in Sandy Hook



Victoria Soto, an American (Puerto Rican) hero. Gave her life to save her little students. She hid them in a closet and faced the gunman. 
 Our prayers for her and her family. mj

Connecticut Shooting: Hero Teacher Died Saving Students.
PEOPLE

By SARA HAMMEL AND MIKE FLEEMAN
12/15/2012 

Out of the chaos and horror emerged an incredible act of selflessness and bravery by one teacher who spent her final moments trying to protect her young students from harm. 

Victoria Soto, 27, a first-grade teacher at Sandy Hook Elementary School in Newtown, Conn., ushered her students into a closet, and in so doing placed her body between them and the assailant. 

"She was found huddled over her children, her students, doing instinctively what she knew was the right thing," her cousin Jim Wiltsie tells ABC News. 

"I'm just proud that Vicki had the instincts to protect her kids from harm," he continued. "It brings peace to know that Vicki was doing what she loved, protecting the children, and, in our eyes, she's a hero." 

Soto was among the six adults, all women, killed in the Friday morning massacre that also took the lives of 20 children – 12 girls and eight boys. The gunman, identified as 20-year-old Adam Lanza, took his own life. His mother was also found killed in a different location. 

Maestra que salvó la vida de sus estudiantes es de origen boricua
Victoria Soto escondió a sus alumnos del autor de la masacre de Newtown, Connecticut
Por José A. Delgado / jdelgado@elnuevodia.com
BRIDGEPORT, Connecticut - La familia de la maestra de origen boricua Victoria Soto, quien murió en la masacre de Newtown protegiendo a sus estudiantes de primer grado, resaltó hoy su amor por los niños, su valentía y su vocación magisterial.

“Para ella esos eran sus hijos. Y Vicky dio la vida por ellos”, indicó su tío, Eliezer Soto, a nombre de la familia.

Victoria, de 27 años, fue una de dos víctimas boricuas de la masacre de la escuela secundaria Sandy Hook de Newtown, Connecticut, en la que un pistolero dio muerte a 20 niños de entre seis y siete años, a seis adultos y a su madre antes de quitarse la vida.



Su historia ha recorrido el mundo pues sus estudiantes le contaron a sus padres como la profesora Soto los escondió en un closet y gabinetes del salón para entonces salir afuera a confrontar al pistolero Adam Lanza.

A Lanza le habría dicho que sus estudiantes estaban en el gimnasio. Lanza la mató pero los niños del salón 10 de Soto quedaron a salvo.

En la matanza de Newtown también murió la niña de seis años Ana Grace Greene Márquez, hija del saxofonista estadounidense Jimmy Greene y  nieta del alcalde de Maunabo, Jorge Márquez. 

Desde hace cinco años, Victoria era maestra en Sandy Hook. Su padre, Carlos, es puertorriqueño. Su madre, Donna, es estadounidense. Tiene un hermano menor, Carlitos, quien tiene unos 15 años.

“Victoria era muy noble. Hasta el último momento fue leal a su escuela y a sus niños”, dijo Soto, en una entrevista en Bridgetport, Connecticut, a unos 45 minutos de Newtown.

Los padres de Victoria viven en Stratford, donde ella hizo su escuela secundaria y donde sus amigos llevaron a cabo una vigilia el sábado en la noche.

Lanza no era hijo de maestra.

Según la superintendente de escuelas del área, Janet Robinson, la directora de Sandy Hook, Dawn Hochsprund, y la sicóloga Mary Sherlach también murieron en el tiroteo tratando de detener al pistolero, que la emprendió principalmente contra niños de un kindergarden.

Lanza, de 20 años, mató primero a su madre Nancy en su residencia. 

Conduciendo el automóvil de su madre, luego fue a la escuela de Sandy Hook, en la que forzó su entrada y masacró a 20  niños que tenían entre seis y siete años,  y a seis empleados, antes de quitarse la vida. 

A cada una de las víctimas le infligió entre tres y 11 heridas, con un rifle Bushmaster, propiedad de su madre, según el jefe forense del estado de Connecticut, Wayne Carver II, quien piensa que todos murieron con rapidez.

La superintendente Robinson, por otro lado, advirtió que no han encontrado ningún récord que indique que Nancy Lanza era empleada de la escuela elemental de Sandy Hook, lo que levanta mayores interrogantes sobre por qué el pistolero fue a allí a ejecutar niños, en la segunda peor masacre en una institución educativa en la historia de Estados Unidos.

Nunca antes, sin embargo, una tragedia de esta magnitud había implicado a niños pequeños.

 “Forzó su entrada a la escuela”, dijo el teniente Paul Vance, portavoz de la Policía de Connecticut.

“Hay pistas sólidas”,  sostuvo Vance,  que permitirán entender los alocados y horrendos minutos que se vivieron dentro de la escuela de Sandy Hook el viernes en la mañana.