Saturday, March 10, 2012

El precio de los olores en un avión


El precio de los olores en un avión


CNN) – Si pintarse las uñas en pleno vuelo puede hacer que la arresten por qué entonces ¿no considerar las ofensas en los vuelos con cierta atención?

Jeanie Daniels dijo a KTRK, afiliada de CNN en Houston, que estaba pintándose las uñas en un reciente vuelo de Southwest Airlines desde California a Houston, cuando un asistente de vuelo le pidió que se detenga, lo cual ella hizo. Pero como le faltaban solo dos pincelazos, decidió terminar las dos últimas uñas en el baño del avión. Al salir de éste una confrontación con la sobrecargo llevó a que Daniels utilizara lenguaje profano, lo que le valió un arresto al aterrizar en Houston.

Realmente, no hay necesidad de castigar a los demás con las opciones personales ya sea de comida o perfumes. En serio.

Para muestra, este reciente cometario de un lector de CNN: "Yo soy un auxiliar de vuelo y en el pasado han tenido que decirle a la esposa que deje de cortarle las uñas de los pies al marido (sí, volaban por todas partes); decirle a las madres que por favor se abstengan de utilizar las bandejas para cambiar a sus bebés, y mirar hacia otro lado con disgusto cuando pasajeros de 'primera clase' usan la servilleta de tela para sonarse la nariz y luego me la entregan a mí. Los peores olores a bordo son tanto pelar un huevo duro como el esmalte para uñas”, dice.

Por favor, no huelan

Entendemos que los viajeros no siempre pueden controlar el eructo ocasional o la flatulencia involuntaria. Sin embargo se aconseja a los viajeros evitar cualquier alimento que pueda causarles a ellos mismos o los otros pasajeros, un malestar durante el viaje. Y por favor si sabe que puede tener olor en los pies, no tire esa bomba y déjese los zapatos. "Tuvimos un vuelo con un tipo que se quitó los zapatos y honestamente apestó a toda la cabina. Estábamos literalmente al borde de las nauseas”, escribe un viajero de ese vuelo. Nuestro mensaje: déjese los zapatos puestos.

Hay algunas cosas que usted puede controlar. Por favor, dúchese, utilice hilo dental y cepíllese los dientes antes de volar. Y no olvide que lo más importante es el antitranspirante.

Si Ud. Cree que tiene halitosis, por su mal aliento, consulte a su médico. Muchos viajeros se quejan de verse obligados a sentarse al lado de alguien apestoso. Trate de no ser esa persona. (En caso de duda, pregúntele a alguien de su confianza, que le diga la verdad acerca de sus olores).

Otro pedido de un viajero con nariz sensible: “aunque sea un vuelo muy temprano no pase de largo la ducha matinal. El ‘baño polaco’ no lo reemplaza y me hace sentir asco”, dice.

Por favor, no coma alimentos que den olor

No lleve alimentos apestosos en un vuelo: no fruta madura o con olor fuerte; no quesos como el brie, tampoco el guisado de su mamá, ni siquiera para almorzar. Piense que Ud. está en un espacio muy reducido con sus compañeros de asiento y que nadie quiere sentir la mezcla de olores de su queso brie con el olor del sandwich de atún de otro pasajero (y nos dan nauseas de sólo pensarlo).

Piense en cambio, en una sana ensalada con un aliño no tóxico, y en envase aparte; una manzana, unas almendras, unas papas fritas o una galleta dulce, pero no recién horneada.

El pasajero no es siempre el culpable. Un viajero nos informa que estaba en un vuelo donde la compañía aérea distribuyó unos bocadillos que causaron el mal olor. "Cuando se estabilizó el avión y pudimos comer, todo el mundo abrió sus sandwiches que eran de roast beef con aliño italiano. Todo el avión apestó”

No cambie pañales

Hay tantos pasajeros que hay contado ver a una mamá cambiar el pañal de un bebé sobre una mesa del asiento, que ya casi creemos que es una leyenda urbana en el aire. Si es cierto, por favor madres y padres, paren ya.

Sabemos del terror de los padres de tener una cacastrófe en pleno vuelo. Para evitarlo viaje con una bolsa de basura grande para contener a su hijo en brazos luego del ‘accidente’ hasta que pueda trasladarse hasta el área del lavabo.

El asalto cosmético

Viajeros, por favor, guarden sus perfumes y otros productos de belleza con olores fuertes. Traten de evitar utilizarlos antes de un viaje. Usted huele genial,au naturel, si es que está limpio y recién bañado, por supuesto.

De otra forma le podría salir cara la session de belleza: ¿Quién quiere pasar tiempo en una cárcel de Houston en lugar de en los brazos de su amado? ¿Se acuerda del caso al comienzo de este artículo? Un juez desestimó la acusación abusiva de lenguaje profano después de que Daniels, la delincuente del esmalte de uñas, pasara más de 10 horas en la cárcel.

Cuando la culpa es de la línea aérea

El baño del avión simplemente apestaba. Después de numerosos retrasos y un aterrizaje para cargar combustible, el baño de un vuelo desde Dallas-Fort Worth a Honolulu se rompió, según cuenta uno de los viajeros. El olor era tan insoportable que un asistente de vuelo le dio a los pasajeros café molido para que lo pongan cerca de sus narices y puedan respirar. A 30.000 pies de altura, lo único que Ud. puede hacer es ser paciente y esperar a aterrizar para presentar la queja; de lo contrario el caso del arresto del esmalte del uñas podría ser el suyo.