Tuesday, March 22, 2011

Investigan a Congresista Boricua -

 Esto explota ya mismo.... Sera por eso que el tipo anda haciendo tanto ruido? Ahora va a decir que es persecusion? MJ 

7 de mayo de 2010 

Francisco Rodríguez-Burns / Primera Hora

Uno de los mejores aliados del Partido Popular Democrático en el Congreso de Estados Unidos, el representante demócrata Luis Gutiérrez, se encuentra en serios aprietos por investigaciones del Inspector General de la ciudad de Chicago y de un Gran Jurado federal que giran en torno a la relación del congresista con varios desarrolladores y la compra a precio de quemazón de un apartamento para su hija.

Según señalan reportes de prensa, la hija de Gutiérrez, Omaira Figueroa, compró un apartamento en un condominio de Humboldt Park en junio de 2008 mediante un programa de vivienda de interés público para el cual no cualificaba por sobrepasar el límite de ingresos permitido. Cerca de un año después de la compra de la unidad, que adquirió a través de un préstamo de $140,000 otorgado por el legislador, Figueroa revendió la unidad con una ganancia de $84,900 o 55 por ciento más de su valor original.
Pero las transacciones que se realizaron con la propiedad aparentan ser la punta de un témpano que esconde los estrechos vínculos que Gutiérrez sostiene con desarrolladores de la ciudad de Chicago que presuntamente han obtenido cambios de zonificación a través de sus contribuciones a campañas políticas del estado de Illinois.

Una investigación del Chicago Sun-Times revela que el congresista ha generado cientos de miles de dólares con la compraventa de propiedades en Chicago.
Dos de sus negocios se realizaron con desarrolladores convictos. Aunque el representante niega haber cometido acto ilegal alguno con sus negocios de bienes raíces, otra investigación del Chicago Tribune asegura que agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) han entrevistado a empleados de la alcaldía de Chicago y de un asambleísta por los vínculos del congresista con un desarrollador corrupto.
Un ex asambleísta convicto les dijo a agentes del FBI que Gutiérrez se vanagloriaba de haber ayudado a un antiguo colaborador político, Calvin Boender, a obtener un cambio de zonificación lucrativo para un desarrollo en el West Side de la ciudad.
Otro asambleísta les dijo a los agentes que “ella pensó que Gutiérrez iba a comprar la unidad en el desarrollo”, se detalla en una de las historias publicadas por el Chicago Tribune. El periódico precisa, además, que varios planificadores se mostraron sorprendidos por la intervención del congresista en un asunto de zonificación de la ciudad.
Aparentemente, las autoridades federales comenzaron a cuestionar las actuaciones de Gutiérrez en febrero de este año como parte de una investigación que intenta determinar actos de soborno con los contratos para desarrollos en Chicago, el bastión político del presidente Barack Obama.
El representante encabeza un movimiento en contra de una ley de Arizona que autoriza a la policía a verificar la ciudadanía de toda persona ante la sospecha de ser un inmigrante ilegal. El representante ha criticado a Obama por no haber promovido una ley de amnistía para los indocumentados. 

La posible caída en desgracia del representante podría tener serias consecuencias para Puerto Rico, según aseguraron algunos comentaristas y políticos entrevistados.
El legislador, que asumió un papel protagónico en el movimiento civil que provocó la salida de la Marina de Guerra de Estados Unidos de Vieques, ha participado en otros asuntos neurálgicos de Puerto Rico, tan reciente como el proyecto de Salud aprobado por Obama. Sin embargo, para algunos sectores del penepé, es uno de los principales enemigos de la estadidad.