Tuesday, April 3, 2012

Boicot partidista al escrutinio de las primarias

Que verguenza ajena sentimos ante los ojos de nuestro pueblo y del mundo, con la estocada mortal a la democracia en Puerto Rico y con los muchos buenos candidatos que invierten su tiempo y dinero para aspirar a servir con honor en posiciones electas y se estrellan en un proceso electoral amañado por sus propios partidos! mj


El PNP logró paralizar el proceso
Por israel rodríguez sánchez /israel.rodriguez@elnuevodia.com

El sabotaje sistemático del Partido Nuevo Progresista (PNP) y del Partido Popular Democrático (PPD) al escrutinio general de las primarias tiene una explicación lógica: ambos tienen “esqueletos en el clóset”.

Ninguno de los dos quiere aparecer ante la opinión pública como el partido que más irregularidades cometió en el proceso, cuando se realice el escrutinio con las nuevas reglas de juego que ordenó el presidente de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Héctor Conty Pérez, según varias fuentes azules y rojas.

De ahí que el PNP haya acudido ayer al tribunal para paralizar el escrutinio, y que el martes de la semana pasada el PPD haya amenazado con firmeza con pedir auxilio judicial, tras calificar el proceso como un “lavado de cara” a la Palma.

No es secreto para nadie que los partidos inflaron artificialmente la participación de electores en las primarias con el llamado “vaciado de listas” y que alteraron actas de votación para favorecer a algunos aspirantes, entre otras prácticas fraudulentas, según confirmaron fuentes a El Nuevo Día.

Fue precisamente ante esas denuncias mutuas de fraude del PNP y del PPD que Conty sacó el proceso de escrutinio de las manos de los partidos, al disponer que observadores de otras colectividades velarían por el proceso.

Bajo esas reglas, el escrutinio estaba pautado para comenzar ayer en la mañana. Pero, en el más reciente capítulo de esta saga, el PNP paralizó el proceso cuando ordenó a sus funcionarios electorales que no se presentaran al mismo porque acudirían al tribunal a impugnar las directrices de la CEE.

Aun cuando apoyó la determinación de su partido de retar la orden de la CEE sobre el escrutinio, el gobernador Luis Fortuño indicó que lo importante es que haya “transparencia, claridad, que no haya nada que esconder en ninguno de los partidos”.

El primer ejecutivo agregó que “si aquí vaciaron listas los dos partidos, a los dos que les caiga el sayo. Esa es la posición que debemos tener todos los ciudadanos”.

¿Quién tiene más chichones?


“Lo que hay detrás de esto es que el PNP no puede terminar con más chichones que los populares”, admitió una fuente novoprogresista. Señaló que la Palma interesa ver las listas de electores porque de otra forma no se conocerían las irregularidades del PPD.

La fuente se refirió a que en la Pava no hay impugnación de primarias, a diferencia del PNP. Por lo tanto, los populares podrían “resolver” sus irregularidades sin mucho ruido, mientras que en la Palma los casos conocidos destaparían los “traqueteos” públicamente.

En el PNP hay por lo menos seis impugnaciones importantes, entre ellas las primarias en las que participaron el representante Ángel Pérez y los senadores José Emilio González y Evelyn Vázquez, cuya elección o no dependería de los resultados de un recuento.
Si el PNP regresa o no a las mesas de trabajo para continuar el escrutinio está por verse, porque ayer en la tarde la CEE acudió al tribunal con otro recurso para que se ordene a los novoprogresistas presentarse a trabajar en el proceso.

“Me parece altamente sospechoso que el PNP se retire, vaya buscando auxilio al tribunal. Evidentemente, están tratando de tapar y esconder. Esa es la primera impresión que uno puede tener”, dijo el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Humacao, Juan Marcano.

El académico expresó que en los procesos electorales en el país siempre ocurren “trampitas y trampas” en uno que otro colegio que se contrarrestan unas a otras. Pero, en este caso, la negativa del PNP despierta sospechas.

“Esto continúa deteriorando la confianza en la CEE, que en estos momentos ya está deteriorada”, puntualizó.

El PPD cambió de posición

En el otro lado de la cancha fue el PPD, en voz de su comisionado electoral Eder Ortiz, el que amenazó la semana pasada con acudir a los tribunales. Este partido, que luego desistió de sus intenciones, favorece el proceso porque la lista de sus electores no será compartida con el PNP, por orden de Conty.

Este cuadro lleva al exlegislador independentista David Noriega a concluir que tanto el PNP como el PPD están buscando excusas para que no haya recuento. “Yo creo que el objetivo tiene que ser que salga a relucir la verdad de lo que pasó en esas primarias. A mí me parece que ambos partidos inflaron la participación de electores”, sostuvo.

“Los dos partidos se van a desacreditar más de lo que están con este recuento”, vaticinó el exrepresentante.

Lo cierto es que en las primarias en Puerto Rico no participa más de un 15% de los electores de un partido, más aún cuando no había contiendas para la gobernación ni para comisionado residente, recordó Noriega. “Y en caso del Partido Republicano, un partido que no existe aquí, mucho menos”, expresó.

Al hablar de las implicaciones de toda esta controversia, el catedrático de Ciencias Políticas de la UPR en Mayagüez, Walter Díaz, señaló que existe mucha desconfianza en el país con lo que pasó en las primarias.

“Eso me está bien claro, al grado de que eso salpica el proceso electoral en general y reduce la confianza de las personas en las instituciones”, agregó.

Por el contrario, el analista estadista Domingo Emanuelli dijo que el PNP tiene razón en los argumentos que presentó ante el tribunal. “Si tú vas a hacer el recuento debes hacerlo de forma justa para ambos partidos. Ahí se presta para que si hubiera irregularidad en algún partido en particular, los partidos comiencen a sacar ventajería y se macule el recuento”, manifestó.