Wednesday, March 7, 2012

Plaud: en problemas con estudiantes problemáticos








Cristina del Mar Quiles 07/03/2012

Tras recibir quejas en torno a los servicios educativos que ofrece el exactivista estadista universitario, Félix Plaud, a estudiantes de alto riesgo en Peñuelas NotiCel se personó al lugar y encontró pocos recursos y supervisión para el centenar de menores que allí se atienden.

 Los estudiantes que reciben servicios a través de los Centros de Apoyo Sustentable al Alumno (CASA) son de los que más atención y asistencia especializada requieren del sistema de educación pública. Son jóvenes que están en riesgo de abandonar la escuela o que ya la han abandonado. Muchos son referidos por el Departamento de la Familia, otros tienen problemas con la Justicia y hay, entre estos, muchachas que son madres o que están embarazadas.

La idea es que completen su escuela superior con servicios de apoyo psicosocial y desarrollo de destrezas laborales, de forma que puedan competir exitosamente en la sociedad moderna.

Los alrededores de la escuela donde Plaud opera el programa financiado por el Departamento de Educación. (Josian Bruno/NotiCel).

En Peñuelas, el Proyecto CASA lo administra la corporación Strong Institute of Education, del exactivista político del Partido Nuevo Progresista (PNP) Félix Plaud, una persona que ganó notoriedad, precisamente, por estar envuelto en incidentes violentos en el recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en la década del noventa, cuando presidía la Juventud Estadista, y que todavía no ha podido ofrecer explicaciones sobre cómo maneja estos servicios educativos, que le han generado ingresos de más de 4 millones de dólares.

Los estudiantes de entre 18 y 21 años que participan del programa para completar su escuela superior han sido ubicados en una pequeña escuela que había sido cerrada por el Departamento de Educación en el barrio Quebrada Ceiba, en el sector La Gelpa de Peñuelas gracias a un acuerdo entre Strong y la agencia gubernamental.

NotiCel visitó el plantel justo a la hora del almuerzo y notó que apenas contaba con cinco salones y siete maestros, y que no existe un área en el que los estudiantes que estén sin clase puedan resguardarse de la lluvia. Tampoco existe tecnología disponible para los alumnos, más allá de la luz eléctrica, y ni siquiera hay línea telefónica instalada.

El proyecto CASA en esta estructura, ubicada al final de una calle de la zona rural de Peñuelas, se transformó este año para especializarse en Bellas Artes, sin embargo la única clase que allí se ofrece en esta concentración es Teatro. Además de esta, se ofrecen Inglés, Español, Historia, Matemáticas, Ciencia y Maternidad y paternidad responsable.

La trabajadora social Nicole Acevedo, quien estaba a cargo de la escuela en sustitución de la directora que no se encontraba presente, precisó que durante este trimestre habían 98 estudiantes matriculados. Dijo que contaban con un guardia de seguridad, pero no pudo explicar por qué este no se encontraba presente en el plantel al momento de la visita de NotiCel, que se extendió hasta después de culminada la hora de almuerzo.

También se pudo observar que varios estudiantes dieron dinero a otro a cambio de cigarrillos que fumaban como escondidos detrás de una estructura.

Vecinos del área se han reunido con el alcalde del pueblo, Walter Torres, en varias ocasiones para manifestarles sus quejas de cómo la ubicación de "jóvenes problemáticos" ha ido a "afectar la calidad de vida de los habitantes del sector".

"Esto es un programa que no hay duda que molesta. Es como la basura. Todo el mundo quiere que se recoja, pero nadie quiere un vertedero en su pueblo. Nadie los quiere cerca, tienen un estereotipo y hay estudiantes que tienen unos problemas", expresó el alcalde en entrevista telefónica.


Debido a los problemas con los estudiantes, los administradores decidieron mantener los portones cerrados. (Josian Bruno/NotiCel)

"Para atender a estos jóvenes hay que trabajar con los papás, es posible que estén activos sexualmente, o que están en la bebida o en algún tipo de droga", añadió para sostener que es una población que realmente necesita ayuda.

Por esa situación que afectaba a los vecinos, señaló el alcalde, los administradores del proyecto decidieron mantener los portones cerrados mientras los estudiantes estuvieran dentro, entre 7:30 a.m. y 3:00 p.m. Pidieron, además, apoyo al municipio para que enviara a la Policía Municipal durante la hora del almuerzo y diera rondas por el área.

Sin embargo, según una queja de un ciudadano a NotiCel, el tratamiento que han recibido es que los encierran en lo que pasa el tiempo, "mientras otros cobran por los 'servicios'". "A los chicos los encierran en la escuela y estos brincan la verja para irse a la quebrada a fumar marihuana. Como la escuela queda en medio de las viviendas, la peste a droga se riega por todas las casas. Los adultos que están a cargo de los estudiantes no tienen control de ellos".

NotiCel pudo constatar que en efecto la escuela queda a pocos metros de distancia de las residencias que la rodean y que estudiantes brincan con facilidad una de las cercas, aunque los portones estuvieron abiertos todo el tiempo.

Un vecino entrevistado dijo que algunos de estos jóvenes eran "unos sinvergüenzas y unos irrespetuosos", que le llamaban por nombres que no eran el suyo. En contraste, el trato que recibieron los reporteros de NotiCel por parte de un puñado de los estudiantes fue amable y servicial. Algunos contaron que las clases eran mucho más fáciles que en la escuela regular y que los maestros los motivaban a completar sus grados. Uno dijo que al terminar su cuarto año iría a aprender el oficio de soldador.

Cuestionados los servicios

Comoquiera, por estos "servicios", la compañía que preside Félix Plaud puede ganar hasta 540,000 dólares al año, cantidad que muchos cuestionan sea el valor de lo que realmente se ofrece en aquel pequeño espacio.

Aunque el secretario de Educación, Edward Moreno, indicó a NotiCel que el contrato no implica que deba cobrar la totalidad de esta cantidad sino 500 dólares por estudiante por mes, Plaud ya facturó 270 mil, exactamente la mitad del máximo que podría cobrar por un año académico.

Es decir, lo correspondiente por atender el máximo posible de estudiantes y mantener el 100 por ciento de la retención durante este tiempo. En la práctica, no se sabe si se le ofreció el servicio completo a todos los estudiantes o si alguno no terminó o fracasó.

De acuerdo con el exsecretario auxiliar de Servicios de Ayuda al Estudiante, Pedro Cruz, bajo cuyo desempeño se creó la iniciativa de Proyecto CASA durante la administración de Aníbal Acevedo Vilá entre 2005 y 2006, estos programas no han funcionado como deberían.

"CASA no tenía una fiscalización en aquel momento como todavía no la tiene. "No hay del Departamento de Educación quien supervise cómo se entrega ese dinero".

Cruz fue más lejos al decir que "la mejor forma de de recibir y de pagar dinero y muy difícil de auditar es con el Proyecto CASA". "Porque ellos dicen que tienen 40 o 50 estudiantes y les pagan por esos estudiantes, pero nadie se cuestiona si esos estudiantes están allí, qué niveles han alcanzado, cuál ha sido su desempeño. Si vas a las escuelas te vas a fijar que no existe la estructura que justifique el desembolso de $540,000".

Para mantener el contrato, Strong Institute of Education debe conseguir la retención del 93 por ciento de los participantes y debe contratar maestros que posean Certificado Regular expedido por el Departamento de Educación o, de no conseguirlos, maestros que posean Certificado Regular.

La corporación adiestra para que los estudiantes puedan tomar los exámenes para pasar desde el décimo hasta el duodécimo grado. El Departamento de Educación administra estos exámenes y otorga el grado. Según Moreno, tan solo en Peñuelas, se graduaron 140 estudiantes en el año académico 2010-2011.

De acuerdo con el exsecretario auxiliar, "lo que sucede es como 'pitcher y catcher'. Los adiestran, a los estudiantes, para tomar el examen de cuarto año, pero ¿quién lo da?, el Departamento. Ellos van a pasar los exámenes. Esto es una forma de privatizar la educación. Esto está pensado y organizado para desmantelar el sistema. Allí nadie se cuelga".

Otros contratos de Plaud con el Municipio de Peñuelas

A raíz de este contrato con el DE para ofrecer estos servicios en Peñuelas, Strong Institute of Education también ha llegado a acuerdos con el municipio.

Según explicó el alcalde, tres contratos que aparecen en el registro de la Oficina del Contralor, como del tipo de ofrecer inmueble en alquiler por las cantidades de $100, $50 y $1, corresponden a que el municipio les ha ofrecido algunas de sus instalaciones.

El de $100, indicó, correspondió al alquiler del teatro para la presentación de una obra el 25 de febrero de 2011. El de $50 fue por el del alquiler de otra sección en el Centro de Bellas Artes. El contrato por $1, que tiene vigencia desde el 23 de mayo del 2011 hasta el 30 de junio de 2012, es para que la corporación pueda utilizar cualquier área del Centro de Bellas Artes, ya sea para reuniones, ensayos y otras actividades durante ese período.

Torres dijo que "como se trata de una corporación sin fines de lucro, les prestamos las facilidades y hacemos el contrato para que les cubra el seguro de ellos si alguien tiene un accidente o pasa algo. Es una forma de relevar al municipio de responsabilidad". Aseguró que lo mismo se hace con cualquier otra corporación sin fines de lucro.

more: http://www.noticel.com/noticia/119652/plaud-en-problemas-con-estudiantes-problematicos.html